Odontología Digital: Cómo el trabajo digital simplifica la rutina

Odontología Digital: Cómo el trabajo digital simplifica la rutina

El sector médico en general y la odontología en particular han evolucionado de forma considerable a lo largo de los últimos años. Se ha producido una revolución digital incorporando tecnologías innovadoras de digitalización y procesamiento de imagen, junto con sistemas innovadores de construcción de nuevas piezas dentarias, órtesis y prótesis. El objetivo es hacer de forma más eficiente las tareas que en la actualidad se venían realizando de una manera artesanal, y que puede llevar a errores y posibles problemas futuros una vez implementados en el paciente. Supone, además, una manera de brindar una solución personalizada para cada paciente que requiera tener una nueva pieza dentaria, puente, prótesis, entre otras aplicaciones.

A nivel diagnóstico, se pueden descubrir eventuales patologías de la boca, y el odontólogo puede explicar mejor la situación y los tratamientos asociados gracias a los escáneres y radiología 3D. Esta tecnología permite además, la toma de muestras digitales, lo que supone una mayor comodidad para los pacientes, que ya no tienen que soportar la desagradable sensación de la pasta de impresión. También mejora la precisión en la realización de la prótesis y se ahorra una cantidad de tiempo considerable.

Las técnicas quirúrgicas también se simplifican gracias a la radiología 3D, los programas específicos y las guías quirúrgicas. Con la Odontología digital se favorece la planificación quirúrgica en TAC y hace posible cirugía guiada por computadora, minimizando la morbilidad (la precisión tiene errores de entre 1-2mm).

Y, por último, y no menos importante, se digitalizan incluso las herramientas de comunicación entre el paciente y el profesional haciendo más rápida y más concreta la transmisión de información. Los pacientes pueden ver los tratamientos que reciben y los profesionales hasta pueden hacer el seguimiento desde su smartphone mediante algunas aplicaciones. La forma más innovadora es el Diseño Digital de Sonrisa, que, utilizando un software específico, permite realizar un análisis de la sonrisa y simular cómo sería la sonrisa final del paciente aún antes de comenzar el tratamiento. Es lo que denominamos Odontología emocional, es decir, anticipar el resultado final y poder mostrar al paciente en una pantalla (y en una foto) cómo quedaría su boca tras la intervención.

No cabe duda que la Odontología digital está ofreciendo importantes beneficios para el trabajo clínico y para la atención odontológica que recibe el paciente. Es un abordaje innovador que brinda mayor precisión, exactitud en los resultados y rapidez, y que sobre todo, otorga una ventaja competitiva al profesional.

Ante el desafío de la digitalización, los odontólogos están respondiendo rápidamente. En unos casos de forma global, armonizando todo el proceso del trabajo clínico diario; en otros, con el diagnóstico, la planificación y el tratamiento a través de herramientas digitales y conectando con el laboratorio en red, dentro del denominado flujo informático completo. No hay dudas de que sumarse a esta revolución digital es casi una necesidad ante los avances constantes de la tecnología aplicada a la odontología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *